lunes, 14 de diciembre de 2015

RESUMEN DEL PRIMER TRIMESTRE EN LOS NEGRALES!!! Y REFLEXIÓN SOBRE LA EVALUACIÓN EN E.F

Cada curso para mi es una aventura y la de este año esta siendo muy, muy bonita.
¿Porqué cada año es una aventura? Como todos los asiduos al blog sabéis soy interino hace ya 10 años aquí en la comunidad de Madrid y cada curso me suele tocar un colegio diferente. Además en una comunidad como la madrileña los contextos socio económicos son muy diferentes y las características de los centros y de los alumnos cambian muchísimo. En los últimos tres años he pasado por un colegio en un barrio de alto poder adquisitivo de Las Rozas, en un colegio en el centro de Madrid en la glorieta de cuatro caminos donde a penas el 10% de los alumnos eran Españoles y el contexto socio económico era muy bajo, y este año en un colegio en la sierra. Tres sitios completamente diferentes en los cuales tengo que adaptar mi forma de trabajar a lo que me encuentro.

En cuanto al balance de estos 3 meses que llevo en Los Negrales en Alpedrete, tengo que decir que todo lo que me está pasando es muy positivo. El año pasado fue un año duro y complicado que me ha ayudado mucho desde el punto de vista personal. He tenido que enseñar en condiciones muy adversas y todo ello me ha hecho crecer como persona y como docente.Este año sin embargo estoy disfrutando enormemente con mi profesión. Me he encontrado unos niños ansiosos por aprender y por disfrutar de la educación física. Hacía mucho tiempo que no me encontraba niños con esta disposición y esa motivación, la cual me la contagian a mi cada día. Desde 1º de primaria hasta 6º tengo alumnos que disfrutan cada clase y tienen una actitud y una predisposición alucinantes . Para un profesor no hay mejor sensación que ver que tus alumnos disfrutan con tus clases y se implican.


También tengo que decir que las familias en este cole están colaborando mucho y valoran el esfuerzo que hacemos los profesores y todo ello hace que el clima de aprendizaje sea muy bueno. Si a eso le sumas un equipo directivo muy implicado (que da clases como el que más, vigila recreos, sustituye, etc... COSA MUY POCO HABITUAL EN LOS CENTROS) y un claustro de profes trabajador y empático, que me han ayudado en todo desde el primer momento, pues solo puedo decir que de momento la experiencia está siendo muy buena.

Estos días estuve dándole vueltas a una idea, que ya se me ocurrió el año pasado y que he visto que un compañero en Andalucía lo hizo este año con un gran resultado, y que consiste en implicar a las familias en mis clases de E.F o al menos hacer unas jornadas con ellos. Yo había pensado el año pasado realizar una sesión cada trimestre, en la que pudieran venir los papás, las mamás u otros familiares y participar con los niños. Quizás plantear una jornada de desafíos cooperativos en la que hubiera equipos de padre, madres y alumnos, quizás plantear otra sesión deportiva en la que jugaran pequeños y mayores a muchos deportes, tipo baloncesto, floorball, fútball, beisball, etc.... y por último otra sesión de juegos tradicionales en la que los padres, madres y abuelos enseñaran a los niños juegos tradicionales de toda la vida, canicas, chapas, bolos, etc...a la vuelta de navidades lo plantearé en el cole y veremos si podemos realizar algo de ese tipo, ya que creo que puede ser muy enriquecedor acercar las familias al día a día de nuestras clases.

El único pero que pongo es la negativa a ceder las imágenes de algunos niños en este cole, lo que limita mucho las cosas que podría hacer con ellos y que podría mostraros a todos, familias, profes, niños, etc... Se que es una decisión muy personal, y se que hay mucho miedo en la sociedad con el tema de Internet, pero precisamente no creo que este sea uno de los casos en los que se deba ser tan riguroso. Yo como padre que soy tengo varias cosas claras, una de ellas es que el ordenador cuando mi hija sea mayor va a estar en el salón bajo mi vigilancia, creo que será mi labor educarla lo mejor posible y advertirle de los peligros que hay hoy en día con el tema de las redes sociales, los vídeos de whatsup, chatear con gente desconocida, etc... pero no creo que impedir usar la imagen de mi hija para que salga haciendo deporte con sus compañeros, o realizando un taller en el colegio, o simplemente dando un paseo por el campo en una excursión ayude a la educación de mi hija.
Queramos o no los niños de hoy en día son una generación diferente, nacida ya en las nuevas tecnologías, y por mucho que intentemos impedir el acceso a esa tecnología les están bombardeando continuamente y llegará en el momento que acabaremos cediendo, y lo que si creo que hay que controlar es sus perfiles en las redes sociales, ver que tipo de fotos cuelgan y vigilar lo que hacen con el móvil, pero sinceramente, creo que no dejarle salir en la función de navidad con sus compañeros, o en un teatro de fin de curso, o en un baile en E.F, al único que perjudica es al alumno.
Desde el ministerio se nos anima a introducir las nuevas tecnologías en la enseñanza, este año estamos todos los profes haciendo un curso para elaborar blogs educativos e introducir otros recursos en nuestras clases, y por primera vez se va a hacer un blog de centro, pero si desde las familias no se ayuda, confiando y apoyando a los profes, al final lo que se conseguirá es que las cosas no avancen y nos quedemos estancados en los años 60, 70 u 80.
Esta reflexión no va contra nadie en particular, ni pretendo molestar a ninguna familia, porque desgraciadamente, no es un caso aislado u dos, es más, en cada clase del colegio desde infantil 3 años hasta 6º de primaria hay algún alumno que su familia no da permiso para usar la imagen y eso lógicamente dificulta mucho todas las actividades del centro. Con esto lo único que quiero es hacer reflexionar a la gente para cursos sucesivos, y no lo digo por mí que desgraciadamente y con casi total seguridad no podré continuar aquí el curso que viene, lo digo por el resto de profes y las demás familias que quieren que el colegio se modernice.



Cambiando de tema un poco...al llegar el final del primer trimestre me surgen las mismas dudas de todos los años sobre una parte de mi trabajo que odio, LA EVALUACIÓN. Yo voy a plantear aquí mi punto de vista y espero que me deis vuestras opiniones.


Creo que uno de los problemas en nuestra asignatura tradicionalmente ha sido la falta de criterio a la hora de evaluar o incluso la falta de coherencia, ya que en primaria se evaluaba muy subjetivamente y en secundaria se evaluaba en base a test de rendimiento físico sin tener en cuenta el esfuerzo, la actitud o las capacidades diferentes de los alumnos. A día de hoy a mi me sigue costando mucho esfuerzo el evaluar justamente a mis alumnos. Para ser lo más objetivo posible intento recoger siempre muchas notas en mi cuaderno, notas sobre aspectos motrices de cada unidad, notas de aspectos actitudinales, del tipo esfuerzo, comportamiento, ropa adecuada, etc... pero a pesar de eso sigue habiendo en nuestra sociedad una doble moral a la hora de juzgar nuestra asignatura que no acabo de entender y compartir. Voy a poner unos cuantos ejemplos a ver si me entendéis y me dais vuestra opinión.

Un alumno en matemáticas se esfuerza diariamente, hace los deberes, pero en los exámenes es un desastre total porque sus capacidades para las matemáticas son escasas. Ese alumno que saca sobre 10 puntos en los exámenes de las tres unidades 1, 2 y 1´5 debería aprobar el trimestre? Diríamos que los objetivos mínimos que nos hemos planteado han sido alcanzados?
Si ese mismo alumno además de suspender los exámenes, no trabaja mucho en clase y no hace los deberes, no tendríamos dudas sobre su nota no? Debería suspender!!

Ahora bien, pongamos esos dos mismos casos en Educación física. Si un alumno tiene todas las unidades suspensas porque motrizmente es muy flojo, no trae el chándal( igual no es culpa de él) y se esfuerza poco, ¿Qué pensáis?¿Debería aprobar la evaluación? y si a eso le sumamos que tiene un comportamiento disruptivo en la clase y molesta a los compañeros, ¿Que debería hacer yo como profesor?

Yo tengo bastante claras las respuestas, pero desgraciadamente la sociedad no, y eso es una lacra que no conseguiremos quitarnos de encima y que creo que perjudica enormemente a nuestra asignatura.
El problema, es que no solo las familias piensan así, muchas veces incluso los propios compañeros maestros te dicen, pero ¿como vas a suspenderle "gimnasia" ( pobrecito si ya lleva 3 o 4 suspensas, no le vas a suspender también la "gimnasia"....)?

La verdad que es algo complicado... y que cada año me cuesta mas. Ojalá no tuviera que medir el aprendizaje de los alumnos de esa forma, pero es que con la nueva ley no solo tengo que ponerles una nota sobre su aprendizaje de bien, suficiente, notable, es que además me piden una nota numérica entre el 1 y el 10.


Hablando con compañeros, me he encontrado de todo, muchos en primaria es raro que suspendan a algún alumno, solo si tiene un comportamiento muy malo se lo pueden plantear ( así se ahorran problemas con las familias y tutorias poco agradables).

Pero yo que me gusta darle vueltas a mi cabeza, me hago varias preguntas, ¿Es eso justo para los demás compañeros de clase? ¿Por qué en E.F tenemos que aprobar a todo el mundo y en lengua, inglés o science no se tienen que poner en esa tesitura? ¿Somos a caso una "asignatura maría" como dice la gente por ahí? ¿Queremos seguir siéndola? ¿Para que nos volvemos locos a realizar programaciones, adaptándolas a las nuevas leyes ,como por ejemplo este año que desaparecen los objetivos y entran en escena los estándares de aprendizaje relacionados con los criterios de evaluación? Para que tanto esfuerzo de tomar notas de mil items que evaluamos cuando al final deberíamos poner la nota como antiguamente a voleo o según la competencia motriz que demuestre el niño?


De verdad que a mi me supone un quebradero de cabeza enorme y me da pena tener que verme en esta situación, pero culturalmente la gente no acepta que la E.F es una asignatura tan importante como las demás, que no solo intenta inculcar un amor por la actividad física y por el deporte, sino que educa integralmente al niño otorgándole valores como el esfuerzo, el respeto, el compañerismo y la superación.

Bueno no os aburro más. Los que me conocéis sabéis que me encantan estas reflexiones porque me ayudan a mi a pensar en voz alta y a darle vueltas a mi cabeza y sobretodo a mi labor docente. Espero vuestros comentarios y aportaciones....




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada