miércoles, 10 de octubre de 2018

EL TRABAJO DE CORE Y EL TRABAJO ABDOMINAL

Estos días en bachillerato estamos hablando sobre el trabajo de core y el trabajo abdominal. Aunque cada vez hay más información en la red y en internet se puede encontrar casi de todo, lo dificil suele ser discriminar que es lo correcto y ahí entramos nosotros los profesores para echaros una mano.

Uno de los problemas que suele haber es que todo el mundo puede colgar cosas en internet y subir vídeos a youtube y no sabemos que formación tienen, por eso aunque veamos que es un super mazas el que nos lo explica, eso no quiere decir que sea la persona más adecuada o con la formación necesaria para enseñaros algo.

Así que hoy os voy a tratar  de dar algo de información y algunos consejos, y también os voy a enseñar un par de personas que si que saben mucho de este tema. Yo no soy un super experto pero las personas de las que os hablaré luego si que lo son.

Todos hemos querido la famosa tableta o el vientre plano y hemos oído un montón de mitos sobre el tema.

Además de los mitos sobre la función que tienen los abdominales, luego está otro gran problema que es la ejecución de los diferentes ejercicios. Mucha gente de la que acudía al gimnasio seguía haciendo los mismos abdominales que hacíamos cuando eramos pequeños, y que ha quedado demostrado por muchísimos estudios que no son nada efectivos.
Si miramos por ejemplo, el ejercicio que todos hicimos en el instituto, en el que un compañero nos sujetaba los pies y nosotros hacíamos abdominales tocando con los codos en la colchoneta, pues si analizamos este ejercicio, el abdominal no trabaja todo lo que debería ya que al agarrarnos de los pies implicamos en gran medida el psoas ilíaco, además es un tipo de abdominal que al buscar las repeticiones a gran velocidad, lo que es la contracción propia del abdomen se mantiene durante poco tiempo, de ahí que ejercicios llamados isométricos en los que intentamos mantener la contracción mas tiempo sean mas beneficiosos, ya que se daña menos la lumbar y se garantiza un mayor trabajo abdominal.
Hay que recordar que tenemos ejercicios específicos para cada porción abdominal.

En mi humilde opinión los abdominales hay que trabajarlos con ejercicios adecuados y centrándonos en la respiración y en la contracción, tenemos que ser conscientes de que estamos apretando la franja abdominal que trabajemos en cada momento ya sea parte superior, inferior, media u oblicuos.

Vamos a hablar de un término que está muy de moda EL CORE:

El core o núcleo es el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda. Lo componen los oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma, el multifidus y el músculo más importante de todos: el músculo transverso abdominal. Sería algo así como el corset de nuestro cuerpo que, entre otras funciones, protege los órganos. “Una buena musculatura del core actúa de escudo y esqueleto de los órganos internos; algo fundamental para esta zona desprotegida por la ausencia de estructura ósea”.

¿Por qué es fundamental trabajar el CORE? Se hace fundamental por varios motivos:
1. Es el centro de gravedad del cuerpo, hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior y, por tanto, resulta clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

2. Mejora la respiración porque, cuando ejercitamos este gran complejo lumbopélvico-cadera, conseguimos expulsar todo el aire de nuestros pulmones, evitando que quede en ellos aire pobre y dejando espacio para mayor cantidad de aire limpio.
3. Reduce el riesgo de lesiones y equilibra tu postura. Como decíamos es el centro de gravedad donde se inician todos nuestros movimientos. Un core estable nos permite mantener las posturas, disminuyendo el riesgo de lesiones al proporcionar mayor fuerza a nuestras extremidades.
4. Quema la grasa de la zona media sin tener que recurrir a los clásicos abdominales de gimnasio, con variaciones donde los estabilizadores de la columna trabajan de forma más intensa. Podemos utilizar accesorios deportivos como el fitball, el bosu (que, precisamente, trabaja la estabilidad) y también algunas posturas de Yoga y Pilates pueden ayudarte. De hecho, existe una rama del Pilates llamada Core Pilates específica para ello.

Aquí os voy a dejar un vídeo de una de esas personas en las que confío 100% porque no solo es licenciado en educación física sino que tiene una amplia formación y es uno de los mejores entrenadores personales de España, su nombre es Josemi del Castillo y le podéis seguir en su canal de youtube y en redes sociales:




Aquí os dejo también un par de vídeo retos de Josemi, sencillos y útiles:



Una vez que habéis conocido al gran Josemi quiero que conozcáis a otra supermega crack del entrenamiento, se llama Susana y además de ser buenísima en lo que hace es amiga mía así que os recomiendo que la sigáis en redes sociales. Susana al igual que Josemi es licenciada en ciencias de la actividad física y está especializada en entrenamiento personal. Además tiene también master en nutrición y es una crack. Acaba de abrir su propio centro de entrenamiento en Mallorca y aquí os dejo su datos para que la sigáis e investiguéis:


Perfil de instagram de Susana donde sube sus cosillas: https://www.instagram.com/fitsana/?hl=es

Para terminar quería hablaros de los abdominales hipopresivos que están cogiendo mucha fama ultimamente.

Una de las últimas corrientes sobre el tema, es la iniciada por el Doctor en Ciencias de la Motricidad y especializado en Rehabilitación Marcel Caufriez que a través de su dedicación a la reeducación uro-ginecológica se dio cuenta de que los abdominales tradicionales, en el post parto, perjudicaban el suelo pélvico en el post parto, acentuando los problemas de incontinencia urinaria, prolapsos, diástasis,...
Desde su descubrimiento Marcel Caufriez ha ido desarrollando estas técnicas hasta crear el Método Hipopresivo , que tiene diversas aplicaciones en el ámbito de la salud, la prevención y el deporte.
Una de las técnicas que está siendo muy divulgada entre los profesionales del deporte y del ejercicio físico, es el Reprocessing Soft Fitness, que tiene en consideración los desequilibrios posturales. Este método, asocia ejercicios hipopresivos y de reprogramación corporal a través de la correcta utilización de ejercicios posturales rítmicos. Estos ejercicios permiten adaptarse a una nueva programación del esquema corporal, logran mejorar la postura y gestionar correctamente las presiones abdominales.



Este método refuerza en acortamiento la faja abdominal, reduce la cintura rápida y efectivamente, proporciona unas mejoras estéticas evidentes y evita pubalgias, lumbalgias, prolapsos e incontinencia urinaria. Es la base tanto para personas que se inicien en el ejercicio físico con el objetivo de mejorar su apariencia estética y su salud, como para profesionales del deporte. Algunos equipos de fútbol ingleses ya se han interesado por este método para evitar las lesiones comunes en este deporte.
Mientras se realizan los ejercicios, la presión dentro del abdomen disminuye importantemente, al revés de lo que sucede con todos los demás métodos y ejercicios abdominales.
Con esta disminución de presión se logra proteger los órganos internos e incluso recolocarlos y reducir la cintura más eficazmente, a la vez que se produce una contracción refleja de la musculatura del suelo pélvico. Los ejercicios que se utilizan están diseñados para crear una progresión adecuada a cada persona y necesidad. Igual que para la prescripción de ejercicio físico, se precisa de un profesional especializado en Reprocessing Soft Fitness para asegurar la correcta ejecución de la técnica (no son fáciles de ejecutar) y diseñar una óptima progresión metodológica.

Para realizar los ejercicios conviene estar en apnea espiratoria, expulsar el aire y hacer los ejercicios sin aire en los pulmones, pues así se consigue una importante disminución de la presión intraabdominal y se reduce más eficazmente el perímetro de la cintura ya que el diafragma torácico está relajado y elevado. Al hacer los ejercicios en apnea conviene tener en cuenta que pueden ser problemáticos para personas hipertensas.
Aqui os dejo un video explicativo de una fisioterapeuta sobre este tipo de técnicas:


Bueno aquí termino este post de hoy, espero que os haya gustado y que os sirva para desterrar algunos mitos y conocer nuevas formas de trabajo. Yo personalmente me gusta trabajar el abdominal con ejercicios de mantenimiento de posiciones, y tengo muchas ganas de probar la gimnasia hipopresiva.
Como conclusión, decir que lo que yo he escrito no es una verdad absoluta, es mi humilde visión y mi humilde opinión. Esto como otras muchas cosas en el mundo de la preparación física tiene muchas teorias y a menudo enfrentadas, yo según mi experiencia personal os hablo de lo que me ha funcionado mejor a mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario