lunes, 2 de diciembre de 2013

ESQUÍ DE TRAVESÍA: LO MEJOR PARA AMANTES DE LA NATURALEZA Y DEL ESQUÍ!!! 1º PARTE

Coincidiendo con la llegada de las primeras nieves y con la organización de la semana blanca en mi colegio quería dedicar un post a una de las modalidades del esquí que más me fascina y creo que sin duda la que más encanto tiene. EL ESQUÍ DE MONTAÑA o ESQUÍ DE TRAVESÍA.
La verdad es que yo esquió desde pequeñito pero no fue hasta el año 2004 que probe esta modalidad del esquí. Estábamos de Erasmus en Italia y con la universidad tuvimos la oportunidad de hacer un stage invernal en la región de Alto-Adige. Dentro de la asignatura de actividades en la naturaleza, se realizaba una semana de Stage cerca de Bolzano, utilizando las instalaciones militares que tenían allí, ya que uno de nuestros profesores era el Capitán de la tropa Alpina Italiana que por cierto era algo fuera de este mundo, no solo era un portento físico, sino que era un gran tipo. La experiencia sin duda fue increíble, una de las mejores cosas que hice en la vida. Estuvimos una semana haciendo todo tipo de actividades con la tropa italiana a parte de dar nuestras clases como por ejemplo fisiologia del ejercicio, adaptaciones a la montaña. Hicimos esqui de fondo con una campeona italiana que había sido olímpica. Aquí podéis ver al profesor Caviclioli que era el capitan de la tropa alpina y además el preparador de la selección nacional italiana de travesía, y la otra es la campeona de esquí de fondo:


Además hicimos técnicas de rescate en alta montaña, aprendimos a usar el arva,la pala, la sonda, y en caso de un alud los diferentes protocolos que había que seguir. Fue muy interesante, incluso algunos militares se enterraron para que los encontráramos y fueron situaciones totalmente reales.
También estuvimos en una de las fábricas de goretex y nos explicaron el funcionamiento de las diferentes membranas y los materiales en las que se aplicaban.
Tuvimos alguna charla sobre via ferrata, hablamos de escalada, de adaptaciones del organismo en altura, y lo mejor quizás para mi fue la salida que hicimos con los equipos de travesía. Gracias al esqui de travesía pudimos ver paisajes increibles de los Dolomitas, que son quizas las montañas mas bonitas que vi hasta la fecha. Aquí os dejo unas fotos para que veais, perdonar la calidad pero eran las primeras cámaras digitales y apenas tenía 2 megapixels.






Aquí nos podéis ver en acción con los militares:




Así pues como os prometí vamos a dejar experiencias personales y vamos a indagar un poco más en este bonito deporte que es el esquí montaña o de travesía.
Uno de los que mejor lo define según mi punto de vista es Arnold Lunn que dice que "El esquí de montaña es el fruto del matrimonio de dos grandes deportes: el alpinismo y el esquí."


UN POQUITO DE HISTORIA DE ESTE DEPORTE


Así pues, parece que se puede fijar en 1880 el nacimiento del esquí de montaña tal como lo conocemos en la actualidad. Un alpinista inglés, Cecil Slingsby, franquea con esquís el Keiser Pass, un collado de Noruega. La noticia impresiona fuertemente a un joven universitario noruego, excelente esquiador, que descubre en los esquís el medio ideal para realizar la travesía de Groenlandia que anhela y que pensaba realizar a pie. Y probablemente es gracias a los esquís que Fridtjot Nansen, ocho años más tarde, alcanza el éxito en la travesía del sur de Groenlandia, de este a oeste, tirando de trineos durante 500 kilómetros y alcanzando altitudes de 2.700 metros. Pero no se consideraba un objetivo esencial la ascensión a una cumbre con esquís, sino que se utilizaban como medio de transporte.
En 1890 un alemán, Karl Otto, realiza la ascensión a una cumbre de Baviera, el Heimgarten (1.790 m.) y el Dr.Pilet realiza la primera ascensión del Feldberg (1.495 m.) cimas muy modestas. Hasta 1894 otro alemán, Wilhelm von Arlt, no realiza la primera ascensión a una cumbre de tres mil metros, el Rauris Sonnblick (3.103 m.), en Austria. El año antes el suizo Christophe Iselin, con tres amigos, realiza la travesía del collado de Pragel, de Glaris a Schwytz, que para Marcel Kurz se ha de considerar el origen de las excursiones de montaña con esquís. El alemán Wilhelh Paulcke, con cuatro compañeros, realiza una importante travesía del Oberland bernés en 1897, con una técnica muy rudimentaria y desconociendo las posibilidades de la piel de foca para las ascensiones. ¡ Es la primera Alta Ruta ! El mismo año publica un manual técnico de gran éxito, donde ya habla de las técnicas del telemark y christiania para los descensos, y es probablemente el primer gran especialista del esquí de montaña.


En 1898 el guía austriaco Heinrich Moser, acompañando a su cliente Oscar Schuster, realizan la primera ascensión con esquís al Monte Rosa. En 1903 el Dr.Payot, que años antes ya había introducido los esquís en el valle de Chamonix y los utilizaba regularmente en las visitas a sus pacientes, con los guías Couttet, Ravanel y Simond, realizan la primera travesía Chamonix-Zermatt, y el año siguiente Hugo Mylius, acompañado de tres guías realiza la primera ascensión del Mont Blanc. A partir de 1907 el suizo Marcel Kurz dará las letras de nobleza al esquí de montaña en altitud, con atrevidas ascensiones (Chardonett, Grand Combin, Allanlinhorn, Mont Rosa, Lyskamm, Dent d'Herens, Dent Blanche...), deporte que a partir de entonces conocerá un desarrollo imparable, siguiendo el mismo esquema que el alpinismo: progresión y búsqueda de la dificultad por un lado, y popularización hacia el gran público por el otro (ya en 1894 el creador de Sherlock Holmes, Sir Arthur Conan Doyle, realizaba la travesía del collado de Furka, convirtiéndose en el más famoso turista-esquiador de su época). Tal como Arnold Lunn constató el esquí de montaña se erigirá en uno de los más formidables deportes de invierno y " a los esquiadores, la montaña ofrece un nuevo encanto, una nueva manera de amarla."

En España las primeras noticias de esquís, envueltas en una gran nebulosa, se remontan a finales del siglo pasado, cuando parece que unos noruegos que vivían en Madrid lo practicaron. Pero hasta 1905 no aparecen los primeros testimonios constatados históricamente. Un madrileño, Manuel G. de Amezúa, fundador del "Twenty Club" en 1907, que evolucionaría al Club Alpino Español al año siguiente, durante una viaje a Davos, vio practicar el esquí y se trajo tres pares de tablas, entusiasmado por el nuevo deporte. Una mañana de Marzo se dirigió hacia la sierra de Guadarrama, y sobre unas rudimentarias tablas trazó los primeros surcos, seguramente poco paralelos, del esquí español.

Así pues como resumen decir que el esquí de montaña es una disciplina del alpinismo invernal que tiene por objetivo la ascensión a las montañas o las travesías de los grandes macizos calzados con esquís, alejados de los remontes y cercanos a la naturaleza. Gracias a un material especial y una técnica depurada el hombre tiene la ocasión de entrar en contacto con la belleza de la montaña en invierno, recorriendo valles donde no pasa nadie, dejando su traza en lagos helados o bosques dormidos, conociendo el silencio del frío o la increíble belleza de las luces del sol sobre la nieve.

El esquí de montaña aprovecha los mejores aspectos del alpinismo y del esquí. Por un lado permite avanzar sobre la nieve sin hundirse, pudiendo continuar durante la época de las nieves con la temporada de montaña, conociendo nuevas facetas insospechadas. Del esquí alpino aprovecha el deseo de buscar siempre el mejor descenso, que permita trazar impecables "godilles" en una immaculada nieve vírgen. Renuncia a los cómodos ascensos en telesilla, pero por contra gana el silencio, la soledad, la pureza invernal, imposible de encontrar en una estación de esquí. El esquí alpino, como muchos otros deportes, puede prácticarse a diferentes niveles. Desde la salida matinal o de un solo día, a la clásica excursión de fin de semana pernoctando en un refugio, hasta realizar travesías de varios días o semanas que permiten conocer a fondo un macizo montañoso.
Igualmente puede prácticarse en cumbres suaves, sin ningún peligro, como en otras de gran dificultad, que exigen una depurada técnica, gran experiencia y una enorme seguridad.



Por último quiero recalcar una cosa, el esquí de montaña puede ser el deporte mas bonito que hay pero también se puede convertir en un mal trago importante. Cada uno tiene que ser consciente de sus limitaciones y de su nivel, ya que hay rutas que pueden exigir de una muy buena técnica de alpino para poder ser realizadas y sino tenemos el nivel quizás podamos pasar uno de los peores ratos de nuestra vida, ya que en este deporte te expones a encontrarte caminos complicados, crestas, bajadas estrechas, etc... y sin una técnica adecuada podemos poner en riesgo nuestra propia salud y la de los demás compañeros.
Por eso me gustaría recomendar que antes de realizar cualquier tipo de ruta estemos preparados, tanto desde el punto de vista físico, como del material que llevamos, como desde el punto de vista mental, osea que la ruta sea accesible a nuestro nivel. Normalmente el esquiador de montaña tiene un nivel medio alto de alpino, mas bien altol
En este deporte es altamente recomendable, casi diría que de uso obligatorio, llevar algún dispositivo que permita nuestra localización en caso de aludes. Normalmente los dispositivos como el ARVA son muy caros pero pueden salvarnos la vida  en caso de accidente. dicho esto, disfrutar del invierno, de sus paisajes, de su deporte y de ese encanto especial que tiene todo en esta época.
Para terminar esta primera parte sobre el esqui de travesía aqui os dejo una foto que hizo mi amigo Cesar este fin de semana en Somiedo (Asturias) inagurando la temporada de travesía, una pasada!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada